Paulino Cobián, exposición en España

Paulino Cobián, exposición en España

 

 

 

 

Paulino Cobián, un pintor al margen de modas

 

En 1945, el artista francés Jean Dubuffet acuñó el término art brut para referirse al arte creado por personas que por alguna razón estaban fuera del mundo artístico y no tenían formación académica. Años después, en 1972, el crítico de arte Roger Cardinal amplió la idea de Dubuffet y creó el término outsider art (o arte marginal), aplicado a quienes desarrollan su trabajo creativo fuera de las instituciones artísticas establecidas y están motivados por un fuerte deseo de expresión, y que además utilizan materiales y técnicas no convencionales.

La obra del artista Paulino Cobián -nacido en una ranchería de Jalisco, México, y radicado en Estados Unidos- bien cabe en alguno de los dos tipos de arte clasificados por Dubuffet y Cardinal. Y no porque sea un marginado social o algo por el estilo, sino porque siendo un artista autodidacta que trabaja en un voluntario aislamiento, se expresa mediante la pintura con una entrega total y en absoluta libertad. Además, no se suma a corrientes en boga, pues está convencido de que su trabajo sale de lo más profundo de sus recuerdos y emociones.

Paulino Cobián no conoce limitaciones de ningún tipo. Lo mismo pinta sobre tela que sobre papel, cucharas, planchas, platos o cualquier superficie que le despierte la imaginación. Tiende a hacer largas series de obras con determinadas temáticas –como los rostros, su tema preferido-, sin más limitación que el espacio mismo a pintar.

Como buen campesino mestizo, tiene unacualidad innata para combinar colores y elaborar extensas gamas de tonos que vibran en su constante interacción. Su obra tiene el encanto de la candidez y la frescura; pero no la candidez ingenua, sino la que nace de su necesidad de comunicarse por medio de formas y colores, y que es guiada por su sentido natural del ritmo y la composición.

La obra de Paulino Cobián habla de su mundo interior, de sus recuerdos de infancia en el ambiente rural; pero no lo hacen con obviedades ni referencias inmediatas, por lo que el espectador debe observar con paciencia y detenimiento cada pieza, y así penetrar en ese mundo alucinado y alucinante.

En cierto sentido, y guardadas todas las proporciones, distancias y contextos, la pintura de Paulino Cobián se emparenta con la de aquel otro artista jalisciense que fue descubierto hace no muchos años y que estuvo recluido en un psiquiátrico: Martín Ramírez. Salvo que Cobián es un artista en pleno uso de sus facultades, y elabora su trabajo pictórico con plena lucidez y exigiéndose cada día una mayor calidad.

Javier Ramírez

Guadalajara, Jalisco, junio de 2015

 

 

 
Acrylic

canvas oil

Ceramic Masks

Miscellaneous

Pencil

Nuevo Libro/New Book
Travesuras de Cobian